El túnel subfluvial "Raúl Uranga-Carlos Sylvestre Begnis", que une las ciudades de Paraná y Santa Fe, cumplirá este viernes 50 años de su inauguración. La obra tiene 2.397 metros y fue resultado de una labor de 2.000 personas y un equipo de buzos que trabajó a 30 metros debajo de la superficie del río Paraná para concretar el enlace

Para el acto aniversario habrá, a la medianoche, un show de fuegos artificiales de baja densidad sonora que tendrá como escenario estelar el imponente río Paraná, y se presentará el libro "Mi vida y el túnel" basado en las vivencias de Juan Carlos Bosetti, jefe de buzos de la construcción de esta megaobra, estrenada oficialmente el 13 de diciembre de 1969.

"Fuimos un equipo de 20 buzos que hicimos un trabajo fundamental, ya que tuvimos que enlazar 36 tubos de 65 metros de largo cada uno, los cuales se entregaban flotando y debíamos prenderlos a las patas de una isla flotante, a 30 metros de profundidad", recordó a Télam

Casi 2.000 personas trabajaron para concretar este túnel que tiene una longitud de 2.397 metros y en la actualidad posee un circuito cerrado de televisión, 26 cámaras fijas, 4 domos, 21 monitores, 4.200 tubos fluorescentes, trifósforo con pantalla reflectora y luz de emergencia cada 18 metros.

"Trabajábamos dos horas máximo en las zonas de mayor profundidad y teníamos dos horas y cuarto más para la descompresión obligada, y recién ahí podíamos salir a la superficie", comentó Bosetti.

Chau placa

Como parte de las actividades por el cincuentenario, en las últimas horas retiraron una placa que recordaba a la dictadura del general Juan Carlos Onganía, colocada el 28 de junio de 1969, en coincidencia con el tercer aniversario del golpe de Estado de 1966l.

La placa de bronce llevaba una inscripción que decía "28 de junio de 1969, día y lugar donde se abrazaron dos provincias argentinas rompiendo el aislamiento de la Mesopotamia", y más abajo se leía: "III Aniversario - Revolución Argentina", tal el nombre con que se autodenominó el golpe militar de entonces.

El mensaje llevaba la firma de los gobernadores de facto de aquel año: el contraalmirante Eladio Modesto Vázquez por Santa Fe y el brigadier Ricardo Favre por Entre Ríos, y estaba a 300 metros del ingreso al túnel desde el lado santafesino.