El gobernador Miguel Lifschitz descartó el plebiscito y acusó al PJ por hacer una campaña "artera e irresponsable".


Después del revés del año pasado en la Legislatura provincial con el proyecto de reforma constitucional, Miguel Lifschitz anunció este jueves la suspensión del decreto para realizar una consulta popular sobre el tema en las elecciones generales de junio.

No quiero dar ninguna excusa para seguir con esta campaña de desprestigio sobre un proceso que siempre ha sido transparente”, argumentó el gobernador durante una conferencia de prensa realizada a las 9.30 en la Casa Gris.

El referente del Frente Progresista acusó al peronismo sin rodeos por promover el “bastardeo” de la iniciativa y apuntó directamente al senador nacional Omar Perotti. Sobre la postura del justicialismo, acotó: “Tanto el candidato como dirgentes de su partido se han encargado de decir que van a desconocer el resultado de la consulta”.

Lifschitz consideró que la oposición lanzó una “campaña artera e irresponsable para generar sospechas sobre el proceso electoral”. A esto agregó que están “preparándose para cuestionar el resultado si no los favorece el 16 de junio”.

Durante 24 años le pusieron el pie encima y ahora buscan evitar un pronunciamiento ciudadano alrededor de este tema”, sentenció el dirigente socialista sobre el rechazo del PJ. El mandatario recordó que el propio Perotti fue quien propuso la consulta popular no vinculante y opcional durante la campaña de las primarias. Sin embargo, expresó: “Vemos con sorpresa que lejos de aceptar este criterio, ya sin otra excusa, nuevamente ponen obstáculos”.






Comentarios