Un llamado al 911 de vecinos permitió que tres ladrones de cables tuvieran que abortar la operación y escapar sin nada.

En el lugar dejaron abandonado el auto en que pretendían llevarse los elementos robados.

El hecho sucedió minutos después de las tres y media de la madrugada de este jueves en avenida Libertador e Islas Malvinas.

De acuerdo a la información policial, vecinos que contactaron al 911 para alertar sobre un robo que se estaba produciendo.

Los tres delincuentes estaban sustrayendo cables pero al darse cuenta que fueron descubiertos decidieron dejar todo atrás, auto incluido, y escapar lo más rápido posible.

Cuando arribó el móvil policial se encontró con un Renault 21, las llaves puestas y un rollo de cables dentro. El hecho fue calificado como robo.