El Hospital Schestakow de San Rafael tendrá una unidad especializada en el tratamiento precoz de pacientes con problemas neurovasculares.

La formación de esta área tiene como objetivo abordar los inconvenientes que causa un ACV y al accionar a tiempo evitar que la lesión sanguínea prosiga y cause mayores discapacidades en el paciente.

“La unidad de Stroke/ACV consiste fundamentalmente en la detección precoz del accidente cerebrovascular. Es una gran herramienta de urgencias donde el paciente ingresa por guardia y es asistido inmediatamente por su problema. Por eso estamos capacitando tanto a las personas del hospital, a los profesionales extrahospitalarios como de las ambulancias”, dijo Rocío Torrellas, jefa de cuidados críticos y quirúrgicos.

Un ACV sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas vece se denomina “ataque cerebral”.

La jefa de Cuidados Críticos y Quirúrgicos, Rocío Torrellas y la jefa de Neurología Clínica, Belén Montú.

Si el flujo sanguíneo se detiene por más de pocos segundos, el cerebro no puede recibir nutrientes y oxígeno. Las células cerebrales pueden morir, lo que causa daño permanente.

El ACV es la primea causa de invalidez en los adultos y adultos mayores del mundo. Por eso la prevención y el detectar a tiempo es fundamental para lograr mejor calidad de vida”, explicó Belén Montú jefa de neurología clínica del hospital.

¿Cómo nos damos cuenta? Por ejemplo, la persona está en su casa y de repente no puede hablar o no pude utilizar sus brazos y sus piernas, esos son signos que nos tienen que poner en alerta. Recuerden que los profesionales tenemos una ventana de tiempo, de aproximadamente tres horas, para iniciar un tratamiento acorde al paciente, por eso es necesario no dejarse estar”, concluyó Montú.