Tal como lo anticipaban los distintos pronósticos, en la tarde de este jueves el cielo se vino abajo en General Alvear y estuvo acompañado de un fuerte vendaval.

La celda que comenzó a incrementar sus parámetros minutos antes de las cuatro de la tarde, terminó desatando toda la furia alrededor de las 17.

El núcleo de tormenta fuerte con granizo se posó en la zona de Soitué en San Rafael y se desplazó hacia Jaime Prats y Villa Atuel para después ingresar al territorio alvearense.

Los vientos intensos fueron la antesala de la un verdadero aguacero con precipitación de granizo pequeño pero en gran cantidad que abarcó a la ciudad de Alvear, el distrito de Colonia Alvear Oeste, los parajes La Escandinava y Compuertas Negras para después situarse en la zona urbana del distrito de Bowen, aunque en este último punto sin caída de granizo, según informó Defensa Civil de la comuna.

El alerta todavía se mantiene en la región y hacia la noche el pronóstico anticipa tormentas aisladas.