Debido a la cantidad de robos y hasta asaltos violentos que se han producido en los últimos meses en el que las víctimas acordaron realizar una venta por las redes sociales, desde el Ministerio de Seguridad brindaron una serie de recomendaciones para evitar este tipo de delito.

Por lo general la estafa consiste en que los delincuentes se contactan a través de las redes sociales, principalmente Facebook, haciéndose pasar por clientes para comprar lo que el usuario puso para la venta y pactan un encuentro.

Sin embargo cuando el vendedor se presenta para cerrar el negocio, los supuestos clientes revelan su verdadera intención y le roban el dinero o el bien que la persona intentaba vender.

También ha sucedido que los delincuentes aprovechan el contacto por la red social para obtener datos de entidades bancarias, como el CBU o clave “Token”, que es elemento de seguridad que sirve para confirmar la identidad cuando se realiza una operación a través de homebanking.

Ante estas situaciones especialistas aconsejaron evitar hacer negocios por las redes sociales, ya sea ofrecer artículos o pretender comprarlos y nunca  informar datos privados sobre la cuenta bancaria.

También recomendaron no comprar objetos en comercios no autorizados y menos aún si el precio de venta está por debajo de su valor de mercado ya que podría ser producto de un robo. Además piden exigir siempre la factura o ticket al realizar una compra.

Para denunciar sitios de venta ilegal llamar al 0800 222 6111 “No compres robado”, línea con la que cuenta el Ministerio de Seguridad para desalentar la compra de objetos sustraídos.