La madre de la víctima apuntó directamente contra la seguridad del lugar y se descargó en Facebook: "Así me lo dejaron". 


Un joven ramallense fue víctima este sábado de una brutal golpiza en un reconocido boliche de esa localidad por su condición sexual.

Federico Pasquali estaba festejando un cumpleaños con amigos cuando de repente la situación se tornó violenta y casi sin mediar palabra fue abordado por un grupo de patovicas, que a los empujones y en medio de gritos e insultos se lo llevaron a la rastra. Según testigos, fue el mismo dueño del complejo quien dio la orden porque “eran mala imagen”.

El muchacho debió ser hospitalizado y recibió cinco puntos en una de las cejas por la profundidad del corte, además de presentar marcas también en el abdomen, brazos y piernas. Estuvo dos días internado y el pronóstico en principio no era alentador.

La repercusión en las redes fue inmediata y su madre salió al cruce. “Me duele el alma. A mi hijo Federico hoy los patovicas de Mata Mua le pegaron por Gay . Así me lo dejaron! Por favor que no le suceda a nadie más por ser libre y elegir su vida! No me callo para protegernos!”, se descargó Graciela Ríos en Facebook. 

El caso fue denunciado en sede de la Comisaría Primera, en medio de versiones cruzadas que afirman que hubo provocación por parte de la víctima.






Comentarios