La madre sentó la denuncia en sede de la Comisaría de la Mujer y rige un perímetro de exclusión para el padrastro. 


El desgarrador relato de una madre confirma lo peor. Su pequeño de 7 años fue sometido durante meses por su ex pareja –con quien tiene mellizos de apenas un año y medio-, y un cuadro de gastroenterocolitis fue el desencadenante para que el caso saliera a la luz.

“No sé cómo, pero lo supe. Como si lo intuyera. Le pregunté si alguien le había hecho algo y me dijo ‘lo que hacemos con él ya no lo hacemos más’”, confió la mujer a Flash 24.

Los médicos constataron que no hubo penetración, y rige sobre el acusado un perímetro de exclusión. “Cuando volví a casa para buscar las cosas, me repetía que no lo iba a hacer más y que por favor no avisara a la policía”, continuó. Sin embargo, la denuncia fue radicada en la Comisaría de la Mujer y podría quedar detenido. 

Más serena, y habiendo cortado lazos momentáneos, a las pocas horas recibió un mensaje de texto en el que amenazaba con matarse. “Cuidá bien a mis hijos. Perdón no tengo. Adiós”, escribió, y le adjuntó una imagen con una soga al cuello. Desesperada, le avisó a la familia y debió ser hospitalizado. 

De acuerdo con su relato, los aberrantes hechos tuvieron como epicentro barrios Santa Rosa (donde alquilaban una propiedad) y 12 de Marzo (lugar en el que convivieron con sus suegros).




Comentarios