La Municipalidad de Villa Mercedes resolvió aumentar e intensificar los controles nocturnos en bares y restaurantes. Tal decisión se debe a las recientes medidas adoptadas por el Comité de Crisis de la Provincia para frenar el avance del coronavirus.

//Mirá también: Restringen la circulación, las reuniones y la capacidad en bares y gimnasios

Los inspectores recorrerán los negocios gastronómicos para verificar que se cumplan dos de las principales exigencias: por un lado, que cierren al horario establecido que es a la medianoche y, por otra parte, que se respete los nuevos porcentajes de ocupación autorizados.

El responsable del programa de Control Urbano de la municipalidad, Elivo Sepúlveda, explicó que “Esto se hace de lunes a lunes, pero se refuerza durante los fines de semana y se lleva a cabo tanto en el micro y el macrocentro como en la zona Estación y en todos los negocios que están en la Calle Angosta”.

Tras el anuncio de las medidas los comerciantes se comunicaron con las autoridades para asesorarse sobre cómo deben trabajar con los cambios en los protocolos. “Tuvimos muchas consultas para saber qué actividades siguen y cuáles no, pero no hubo restricciones a los rubros, sino solo en la capacidad y en los horarios”, aclaró Sepúlveda.

Desde el viernes los propiestarios de restaurantes empezaron a reacomodar las mesas y sillas para reducir el aforo del 50 al 30 por ciento de la ocupación de los bares, gimnasios y restaurantes para acatar la disposición que busca lograr un mayor distanciamiento en los espacios.

“También tuvimos muchas preguntas de quienes tienen servicios de delivery, ya sean de venta de comidas o de bebidas. A ellos la restricción también los alcanza y deben terminar la jornada laboral a las 12 de la noche”, agregó.

//Mirá También: Desde el Gobierno de San Luis piden solidaridad para frenar los contagios

Sepúlveda reconoció que el cumplimiento de los protocolos sanitarios en el sector comercial era muy variable pero “los que menos cumplen son los kioscos de 24 horas y ya se les han labrado las actas correspondientes”, dijo.

Cabe destacar que los inspectores dejarán que continúen más allá de la medianoche las fiestas en salones de eventos que ya estaban reprogramadas desde el año pasado. En esos casos, asisten y verifican que todos los invitados tengan el hisopado realizado con resultado negativo y que no excedan el límite de personas permitidas, que es de 150. Fuente El Diario