El fin de semana pasado, en un predio de Salinas del Bebedero, San Luis, se generó una trifulca descontrolada que concluyó con el enfrentamiento entre los presentes y la Policía. El hecho fue noticia porque, en la gresca, un efectivo fue gravemente herido y tuvo que ser internado. Sin embargo, los hechos no habrían ocurrido como los contaron.

Una nueva versión de lo acontecido se dio a conocer de mano de uno de los organizadores de la carrera de caballos donde pasó todo esto.

Hasta ahora sólo se conoce la versión de la Policía”, expresó Alexis Domínguez, organizador del evento, a El Chorrillero.

Luego, contó cómo ocurrió todo, desde su punto de vista. “Cuando todas las personas se estaban retirando del predio, una pareja comenzó a discutir. A los segundos, la chica se fue y apareció la Policía. Comenzaron a ejecutar disparos al aire”, relató Domínguez.

Si bien los efectivos intentaron reducir al hombre que había ejercido violencia de género, después, otro policía “que apuntaba en todas las direcciones con la Ithaca, efectuó disparos”.

Justo en ese lugar estaba un chico que no tenía nada que ver con el conflicto, y este efectivo le pegó un tiro”, comentó el organizador.

La gente nunca los agredió, solo les recriminaron lo que habían hecho y que se hicieran cargo. Algunos policías comenzaron a pegarles culatazos a las personas. Muchos terminaron con heridas”, añadió.

Domínguez apuntó contra los efectivos del lugar: “La Policía atentó contra gente inocente y faltó el respeto totalmente. Además, no intervinieron, no llamaron a nadie para que asista al muchacho herido, solo requirieron la asistencia del COAR que llegó cuando todos se fueron. Gracias a Dios la ambulancia no se había ido y pudo atender a los lastimados”.

También desmintió que los hombres encargados de la seguridad terminaran heridos. “Se fueron caminando”, comentó el organizador al respecto.

Fuente: El Chorrillero