Después del acuerdo establecido entre el gremio y la cámara de propietarios sostienen que algunos comercios no lo cumplen.


Los comercios villamercedinos trabajan en horario corrido de lunes a viernes y los sábados de 9 a 13. Ese fue el acuerdo que firmó el Centro de Empleados de Comercios, la Cámara de Comercios y Afines con el Concejo Deliberante. Además, en el proyecto consensuaron que sea desde el 15 de mayo al 30 de septiembre. Pero un grupo de trabajadores solicita que quede establecido durante todo el año y, además, sostiene que “no todos lo cumplen”.

Reynaldo Lunardi, secretario del gremio que respalda a los trabajadores, comentó que algunos locales no cumplen el acuerdo. “No son muchos, pero hay que hacerles saber que hay una disposición y hay que respetarla. Por ejemplo, el sábado a la tarde los que venden zapatillas habían arreglado no abrir y uno sí atendió y no solo le falló al empleado, sino que es una competencia desleal”, afirmó.

El sindicato tiene 1.500 afiliados, “es una cifra que varía porque lamentablemente hubo muchos despidos y comerciantes son entre 600 y 700, entonces llegar a un acuerdo fue difícil”, agregó Lunardi.

Como requisito para abrir sus puertas en el momento que regía el aislamiento obligatorio, el Gobierno de la Provincia primero autorizó a los locales minoristas a que, con todas las medidas sugeridas por el Comité de Crisis, atendieran al público de 9 a 17. Desde ese momento, los trabajadores sintieron que regresar temprano a la casa era mucho mejor, pese a que luego se amplió la franja horaria para que eligieran. Así comenzaron con la iniciativa de establecer las ocho horas corridas todo el año.


En esta nota:

San Luis Comercios Otras


Comentarios