Pese a que sigue el distanciamiento, los puntanos pueden disfrutar de nuevas flexibilizaciones.


Se cumplen cien días desde que el Presidente Alberto Fernandez puso el aislamiento social preventivo y obligatorio. A partir del 20 de marzo el gobierno puntano comenzó a tomar todas las medidas necesarias para cuidar a la provincia.

El gobernador, Alberto Rodriguez Saá, junto al Comité de Crisis dispuso informar a la Dirección Nacional de Migraciones y a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), que sólo podrían ingresar a San Luis aquellas personas procedentes del exterior que cuenten con una autorización expresa emitida por el Gobierno de la Provincia. Además todos los puntanos que quisieran adquirir productos o servicios esenciales solo podrían hacerlo mediante la terminación de su DNI.

Asimismo, ​en forma conjunta con el Colegio de Psicólogos de San Luis implementaron la “Asistencia en crisis” a todas las personas y su grupo familiar que lo necesitaran durante la cuarentena.

La provincia de San Luis solo tuvo 11 casos positivos de coronavirus, de los cuales todos fueron por contacto estrecho por gente que provenía del exterior o de otras provincias. Todos los casos fueron derivados al Hospital de San Luis, donde se hizo una sala que cuenta con una tecnología especial, la cual consta de una presión negativa lo que hace que el microorganismo no pueda salir y sea aspirado por una caja de filtros.

Hospital de San Luis

Además, toda persona que ingresa a la provincia debe someterse a una cuarentena de 14 días en un hotel dispuesto por el gobierno provincial. 

Los puntanos respetaron todas las normas dispuestas por el Comité de Crisis, lo cual llevó a que la provincia tenga un estatus sanitario privilegiado, llevan más de 70 días sin casos positivos. Comenzaron a flexibilizar muchas actividades. Las actividades físicas fueron las primeras, como el running, ciclismo, siempre respetando el distanciamiento y los horarios dispuestos por el gobierno.

También se habilitó la apertura de gimnasios, bares, restaurantes, y extendieron el horario de los comercios.

En mayo el gobierno de San Luis firmo un convenio con La Pampa, que permite la libre circulación entre puntanos y pampeanos. Esto se debe a que ambas provincias cuentan con el mismo estatus sanitario. Esto ayudo muchísimo a la economía de ambas provincias y además generó un clima de esperanza, de que poco a poco todo va volviendo a la normalidad.

Actualmente, el gobierno puntano se encuentra analizando los protocolos para que empiece a funcionar el turismo interno, Se prevé que para el 8 de julio comience a funcionar con normalidad.

Todos los protocolos están disponibles en la pagina web del gobierno www.sanluis.gov.ar




Comentarios