Verdaderamente fue terrible el incendio que arrasó con toda la indumentaria escolar y deportiva del comercio Danyo, ubicado en Desamparados. Rápidamente, las llamas avanzaron por todo el comercio y, una vez que los bomberos llegaron para sofocar el foco, ya había quedado todo devastado.

//Mirá también: Fin de semana dispar para los equipos sanjuaninos: ganó Desamparados y perdió San Martín

No solo las pérdidas materiales fueron totales sino que los daños estructurales del local también fueron muy graves. El dueño del local, ante la desesperación de querer extinguir el fuego, sufrió algunas quemaduras. “Perdí como $40 millones y no sé si voy a seguir con esto, no tengo muchas ganas”, relató Armando Guerrero (70), propietario de Indumentarias Danyo, a Diario de Cuyo.

Hasta el momento creen que el incendio se produjo por un cortocircuito. “Empecé con esto hace 35 años o incluso un poco más, pero esto es lo más duro que me ha pasado, y eso que he atravesado de todo, como crisis tremendas”, se lamentó Guerrero, a quien casi se le cae encima un cable que se cortó por el fuego y que produjo chispazos al entrar en contacto con un árbol, paredes y una camioneta. “Casi quedo tirado en la vereda y sin vida”, agregó.

//Mirá también: Abrió un negocio de ropa y a los 15 días se lo desmantelaron

El incendio empezó cerca de las 14.40 del domingo. Guerrero tiene su domicilio al lado del local que está ubicado en Esteban Echeverría 153 sur, en Capital. Él estaba recostado cuando sintió el olor a humo: “Estaba viendo el partido de San Lorenzo, se cortó la luz y mi señora me dice ‘parece que hay un cortocircuito en la heladera’. Me levanto rápido, en calzoncillos, se me da de mirar para el negocio y me di cuenta. Me quise meter por la parte de atrás con los matafuegos pero no veía nada por el humo y me faltaba el aire, fue imposible”, expresó. Por último, agregó: “No fue intencional, no tengo problemas con nadie. Al parecer hubo una falla en un tablero”.