La felicidad por apostar por un emprendimiento propio, en medio de la crisis por la segunda ola de coronavirus, se vio empañada en menos de dos semanas. En San Juan, un delincuente no tuvo piedad y arrasó con una tienda de ropa recién inaugurada. El hecho ocurrió el último sábado en La Bebida, departamento Rivadavia.

Según contó la damnificada, Andrea Vargas, a Diario de Cuyo, el local de indumentaria quedó totalmente vacío. El mismo había sido inaugurado con mucho esfuerzo 15 días atrás. “No he sacado nada, las estanterías están peladas porque me han llevado todo”, dijo la víctima.

El robo sucedió en plena madrugada. Aparentemente el ladrón violentó las rejas y después rompió el cristal de la ventana, por donde ingresó. Luego desmanteló todo: se llevó bultos completos de pantalones, buzos, remeras, camperas, ropa interior, camisas, medias, conjuntos deportivos. Ropa para damas, hombres, niños y bebés.

La mujer perdió 500 mil pesos, dinero que invirtió en mercadería que había traído de Buenos Aires. “La idea era empezar de a poco e ir reforzando la seguridad con lo que iba ganando, pero no llegué ni a poner la alarma, no me dieron tiempo a nada. Me lo han pelado entero, se han llevado hasta las perchas y la ropa de los dos maniquíes, es terrible el daño que me han hecho”, expresó Vargas, indignada

Un vecino declaró que cerca de las seis de la mañana había observado a un sujeto salir corriendo del salón, en dirección a un descampado. Fue el único testimonio que hasta ahora pudo recabar la Policía, que por estas horas busca intensamente al delincuente.