Tiene 52 años y busca a su hermana melliza en San Juan: las separaron al nacer

Hace 10 años se enteró que fue adoptada y sabe que su hermana está en la provincia.
Hace 10 años se enteró que fue adoptada y sabe que su hermana está en la provincia. Foto: diario de cuyo

Es la historia de Miriam Santos, una mujer oriunda de Buenos Aires que viajará a San Juan para emprender la búsqueda de su vida.

Miriam Santos recorrerá 1.200 kilómetros para intentar reencontrarse con su historia. La mujer, quien vive en la provincia de Buenos Aires, llegará a San Juan en el marco de un evento de boxeo pero con el objetivo de buscar la verdad: saber quién es su hermana melliza, de quien separaron al nacer. “Es una materia pendiente”, expresó la protagonista en diálogo con Diario de Cuyo.

Contó que hace diez años se enteró que era adoptada y que tenía una hermana en San Juan, y que desde entonces emprendió una búsqueda, hasta ahora, sin éxito. Los únicos dos datos que le dio su madre de crianza antes de morir es que su hermana se llamaba Camila y estaba en la provincia cuyana.

“Mi madre biológica es de Misiones, había ido a estudiar Medicina a Buenos Aires y se quedó embarazada, mi madre de crianza me dijo que fue mi abuela materna quien nos dio en adopción. No guardo rencor, seguro tuvieron motivos para tomar esa decisión, pero sueño con conocer a mi hermana y si mi madre está viva también”, comentó Miriam.

La mujer es dirigente de la Federación Argentina de Boxeo, profesora de danzas, antes estudió Criminalística y ahora es Acompañante Terapéutico. Precisamente es gracias al deporte que estará la próxima semana en San Juan. “Sería un sueño poder dar con ella. Quiero conocerla, saber si tengo sobrinos y conocer un poco más de mi sangre”, comentó.

Miriam asegura que unas sobrinas e incluso compañeros de la Federación aseguraron haber visto a su hermana melliza. Sin embargo, su búsqueda e investigación no ha dado resultados hasta el momento. Espera en esta próxima visita tener suerte. “Ojalá el destino me haga conocer a mi otra mitad”, cerró la mujer.