La Unidad Fiscal del Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género solicitó la prisión perpetua para José Eduardo Echegaray, el joven acusado de rociar de alcohol y matar a su madre, Liliana Loyola (64 años). El hombre de 29 años se encuentra detenido en el Servicio Penitenciario de Chimbas y participó de los alegatos a través de una videollamada. El brutal episodio ocurrió en noviembre del 2018: la mujer falleció a los pocos meses.

//Mirá también: Comenzó el juicio contra el sanjuanino que prendió fuego a su madre adoptiva

El pasado lunes dieron finalizadas las audiencias testimoniales a familiares, amigos y vecinos de la víctima. De estas declaraciones, sumado a las pruebas recolectadas, se desprendió la decisión de los fiscales de optar por la pena máxima para el acusado. Llegaron a la conclusión que el sujeto no solo violentaba físicamente a su madre, sino también lo hacía de manera verbal y psicológica.

Echegaray siempre sostuvo que todo se trató de un “accidente”, pero las pericias demostraron todo lo contrario. Además, Loyola, antes de morir, le confesó a uno de sus hermanos que su propio hijo la había quemado. La mujer estuvo internada en grave estado a raíz de las serias quemaduras que había sufrido. Murió en enero de 2019.

El acusado lleva tres años detenido en el Penal de Chimbas. Desde allí participó del juicio que dio comienzo la semana pasada y ya tuvo este jueves la decisión final de la Unidad Fiscal, que pidió perpetua por tratarse de un caso de violencia intrafamiliar y de género.

//Mirá también: Una pericia complica al acusado de haber prendido fuego a su madre

Serán los jueces Silvina Rosso de Balanza, Maximiliano Blejman y Víctor Hugo Muñoz Carpino quienes definirán la pena para Echegaray. La decisión se conocerá este viernes 1 de octubre.