Diez años de cárcel para la mujer que mató de un ladrillazo a su pareja

Según la investigación, el joven pidió un taxi para irse del lugar, pero Núñez le lanzó un ladrillo y le quitó la vida en el acto.
Según la investigación, el joven pidió un taxi para irse del lugar, pero Núñez le lanzó un ladrillo y le quitó la vida en el acto. Foto: diario huarpe

Gabriela Núñez fue hallada culpable por el delito de homicidio. La mujer, que hasta el día del juicio se encontraba en libertad, fue trasladada a la cárcel.

La mujer que en octubre pasado mató de un ladrillazo a su pareja fue condenada a diez años de cárcel. Gabriela Núñez fue hallada culpable por el delito de homicidio preterintencional agravada por el vínculo y, por decisión de los jueces Javier Figuerola (presidente), Federico Rodríguez y María Gema Guerrero (vocales), pasará los próximos diez años tras las rejas. La acusada, que se encontraba en libertad hasta el día del juicio, fue trasladada este mismo viernes al Servicio Penitenciario de Chimbas.

La trágica muerte ocurrió en la madrugada del 2 de octubre de 2021. La víctima, Gonzalo Martínez, mantuvo una fuerte pelea con la detenida y madre de sus hijos en su casa del Lote Hogar N°2. Según la investigación, el joven pidió un taxi para irse del lugar, pero no se lo llegó a tomar. Núñez le lanzó un ladrillo, que le impactó en la nuca y le quitó la vida en el acto.

Para zafar de la condena, Núñez intentó instalar que era víctima de violencia de género. En este contexto, su abogada pidió una pena de tres años condicional por el mismo delito de homicidio preterintencional, pero con la atenuante de la emoción violenta. Pero el tribunal falló en su contra. La pericia psicológica fue clave, ya que el informe reveló que la mujer no mostraba signos compatibles a los de una persona víctima de violencia de género.

Ante esta situación, los fiscales Francisco Micheltorena, y la querella, llevada por el abogado Gustavo de la Fuente, solicitaron 15 años de cárcel por la mujer. Y si bien el tribunal les dio la razón, la condena fue menor. Los hermanos y padres de Martínez, quienes se fundieron en un abrazo al escuchar el veredicto final, avisaron que apelarán buscando una condena más dura.

“Esperábamos más años. 10 años no nos van a devolver a Gonzalo, va a pagar es verdad pero no es lo que esperábamos. Vamos a seguir intentando para ver si le pueden dar la mayor condena posible. Seguramente vamos a apelar. Ya están con nosotros los chicos, nosotros vamos a hacer el trabajo que no pudo hacer Gonzalo”, manifestó un hermano de la víctima.

Temas Relacionados