Luego de que la ANMAT aprobara al suero equipo hiperinmune como el primer tratamiento autorizado para el coronavirus, éste se suma como uno de los recursos autorizados en San Juan. En definitiva, son cuatro los tratamientos que pueden elegir los médicos sanjuaninos, incluyendo al nuevo suero: la ivermectina, el ibuprofeno inhalado y el plasma de convalecientes.

Una de las diferencias entre el suero equino y los restantes es que el primero fue creado como tratamiento específico y los demás ya existían. Además, la ANMAT lo considera suficientemente seguro y efectivo como para poder recetarlo y también recomendarlo. Si bien los otros también son seguros, ya que existían para otros fines y fueron testeados con diferentes niveles de efectividad en pacientes con Covid-19, estarían lejos de conseguir su aprobación como tratamiento para la enfermedad.

Según publicó Diario Huarpe, la secretaria de Planificación del Ministerio de Salud, Alina Almazán, detalló cómo será el protocolo de ahora en más en San Juan. En primer lugar destacó que la fabricación y distribución del suero tiene demoras por lo que el resto de los tratamientos compasivos seguirán como respuesta al coronavirus en la provincia.

Almazán indicó que debido a la naturaleza del plasma y del suero hiperinmune, se usarán en el mismo rango de pacientes, específicamente los más graves. Ambos tratamientos lo que hacen es generar una respuesta inmunológica del paciente. De igual manera, el plasma aún se considera experimental, pero tiene la misma función que el suero, salvo que en el caso de este último, se puede producir masivamente, ya que se fabrica a partir de la respuesta inmune de caballos. Por eso, los científicos aprovecharon que los animales producen más glóbulos blancos y de mayor calidad en menos tiempo que las personas.

El suero demostró que disminuye el avance a cuadros graves en un 45% y el traslado a clínicas en un 26%. Estos motivos son los que hacen que se utilice en los pacientes en los que la enfermedad avanza rápidamente. Hasta que lleguen sus primeras dosis, la primera opción seguirá siendo el plasma.

Por el lado de la ivermectina y el ibuprofeno inhalado, ninguno de los dos tienen efecto directo en la generación de anticuerpos. En el caso de la ivermectina, es un antiparasitario que mostró prevenir cuadros graves en estudios reducidos, y en el caso de la inhalación de ibuprofeno, ha dado buenos resultados al mejorar las capacidades respiratorias. Pero ninguno de los dos pasó aún las fases cruciales de prueba, por eso se usan en pacientes menos graves. La funcionaria aclaró que en el protocolo provincial decidieron indicarlos en enfermos que tengan cuadros leves o moderados, pero que también presenten factores de riesgo y comorbilidades a la vez.