Durante la jornada del último domingo 8 de mayo, la Policía de San Juan realizó un allanamiento en una estética de Capital tras una denuncia realizada por una joven de 19 años, quien aseguró que allí se realizaban prácticas sexuales. Además de secuestrar elementos que van desde aparatos hasta preservativos, los uniformados detuvieron a la propietaria.

Fue el fiscal Juan Manuel Gálvez quien intervino para que los efectivos de la Policía detuvieran a Lilian Patricia Coria, de 59 años de edad, dueña del local donde aparentemente promovían la prostitución. Además, secuestraron una netbook, un teléfono celular, siete pendrives, preservativos (entre ellos uno usado), copas, cuadernos, recibos, un fichero y dos currículums, entre otras cosas.

El nombre de la estética en cuestión es “Eros Estética for Men”, que está ubicado en calle 25 de Mayo 18 este, en el departamento capitalino. Según la denunciante, cuando ella empezó a trabajar en ese lugar, la propietaria le advirtió que había diferentes tipos de masajes y que dos tenían tintes sexuales. En el primero de ellos los hombres tenían que estar con el torso desnudo, de tipo sensitivo, mientras que el segundo permitía la penetración por parte del cliente.

En su denuncia la chica de 19 años relató que tomó la decisión de someterse al “sensitivo” ya que desde hacía poco tiempo se había ido a vivir sola y por eso necesitaba el dinero para pagar el alquiler y demás. Además, afirmó que cada masaje y nivel de sexualidad tenían un precio diferente y que, en caso de acceder, ganaban más dinero.

La chica aseveró en su testimonio que varios hombres se habrían propasado con ella en reiteradas oportunidades, tocándole los pechos y genitales mientras realizaba su trabajo. Por último, apuntó contra la dueña, quien solo les daba el 30% de la ganancia y que son varias las chicas que están siendo víctimas de esa situación solo que no se animan a denunciar.