El médico sanjuanino que en abril pasado quedó envuelto en un caso de abuso sexual fue absuelto. Se trata de Andrés Navarro, el profesional que había sido denunciado por una paciente y este viernes quedó desvinculado de la causa por el beneficio de la duda. Así lo decidió la juez ade Garantías Gloria Verónica Chicón, quien hizo caso omiso a lo solicitado por la Fiscalía.

El caso fue un escándalo y salió a la luz ocho meses atrás, cuando una mujer afirmó que había sido abusada cuando asistió a la guardia de la clínica capitalina para ser atendida por un cuadro de presión baja. Según la denunciante, Navarro la hizo ingresar a su consultorio y luego la manoseó, la besó a la fuerza y bajó su mano a su entrepierna.

El médico fue detenido ese mismo mes, pero liberado al siguiente tras pagar una fianza. Esta semana finalmente llegó a juicio por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante.

En la audiencia, el fiscal José Plaza pidió una pena de 5 años de prisión efectiva. Sin embargo, la jueza no encontró pruebas suficientes para castigarlo y lo absolvió. Chicón ordenó que Navarro se mantenga en libertad sin perjuicio de quedar a disposición de otra autoridad judicial que lo requiera.

El profesional, quien siempre manifestó ser inocente, quedó conforme, así también su defensa. El abogado Andrés Bertagna destacó que las pruebas presentadas, como las pericias a los teléfonos celulares de la denunciante, fueron claves para la resolución del caso. “Alguien que fue abusado no habla luego, sin problema, con el agresor”, afirmó.