Sería la caída del trabajo más alta registrada. Ahora apuntan al cumplimiento del protocolo para seguir trabajando.


La pandemia y la restricción de las actividades en el marco de la cuarentena le asestaron un duro golpe al alicaído sector de construcción, que a nivel nacional continúa sin mostrar señales de mejora pese al anuncio de reactivación de obras públicas realizado por el Gobierno nacional. San Juan no es la excepción en ese panorama.

En declaraciones a Diario Huarpe, el titular de la Cámara de la Construcción Filial San Juan, César Borrego, anticipó que esperan que este año se registre una caída de 4.000 empleos en blanco por debajo del promedio histórico de la provincia.

El empresario añadió en ese sentido que “el año va a tener una caída abrupta de la mano de obra registrada. Estimamos terminar con 6.000 obreros de 10.000 que es el promedio histórico”, aunque mostró cierto optimismo de cara a 2021. “La actividad tuvo una baja de la obra pública como privada a nivel país, pero en San Juan dentro de todo se ha podido mantener. Esperemos que podamos recuperar todo el año que viene”.

Recientemente, con el ingreso a la fase de aislamiento, las actividades del sector fueron rehabilitadas. Borrego apunta al cumplimiento de las medidas preventivas y aseveró que “es fundamental cumplir con los protocolos” para no tener que dar un paso atrás y frenar nuevamente las obras públicas como privadas.

“Tenemos un protocolo estricto hecho entre la Uocra y la Cámara. Afortunadamente hasta el momento está dando resultados: usamos tapabocas, se cubren los ojos; hay distanciamiento y limpieza. En fin, esperemos que esto continúe así y en San Juan no haya una escalada del virus”, cerró.




Comentarios