Se trata de Miguel Ángel Morales quien mató a su novia de 16 años a los golpes. Le agregaron 6 años a su condena.


Un femicida de la provincia de San Juan sufrió un duro revés judicial cuando la Justicia decidió agravarle la pena de 10 años a 16. Se trata de Ángel Morales quien golpeó y asfixió a Talía Recabarren, quien era su novia y tenía 16 años cuando ocurrió el crimen. Según publicó el diario Tiempo de San Juan, la decisión fue de la Sala Segunda de la Corte de Justicia que revisó el fallo del juez que lo condenó y calificó esa primer condena como “arbitraria, irrazonable y desproporcionada”. 

El juez que condenó a Morales fue Jorge Toro, del Juzgado de Menores local, porque cuando el femicida mató a Talía era menor de edad. Sin embargo, la familia de la víctima nunca estuvo conforme con el fallo y junto a la fiscal Gladys Capdevila, pidieron que se revisara la pena. Uno de los argumentos que esgrimió la funcionara judicial fue que después de cumplir con la internación, el femicida volvió a caer preso por amenazas. Es más, Capdevila pedía que le dieran 25 años de prisión al asesino, pero no logró su cometido. 

Los miembros de la Sala Segunda, Adriana García Nieto, Daniel Gustavo Olivares Yapur y Juan José Victoria, entendieron que el juez de Menores aplicó la pena más benigna y mínima posible y que el fallo fue erróneo. Así las cosas, Morales, condenado por homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género, deberá pasar 6 años más de lo que tenía previsto en el Servicio Penitenciario Provincial donde está preso desde el año pasado. 

Talía Recabarren fue asesinada por Ángel Morales el 18 de junio de 2016 y su cuerpo fue encontrado cuatro días después en un descampado de Zonda, un distrito agrícola de la provincia de San Juan. Ángel Morales, su ex novio, acorralado por las pruebas, terminó confesando que la había matado. 




Comentarios