En esta fiesta clandestina, que se hacía en la sede del Colegio Regional de Árbitros de Fútbol San Francisco.


Personal de la Policía de Córdoba desbarató esta madrugada una fiesta privada sin habilitaciones, la misma se estaba realizando en calle Entre Ríos al 1100, del barrio Vélez Sarsfield de la ciudad de San Francisco. En la misma había 73 menores entre 12 y 17 años y se detectó la presencia de alcohol, según informaron fuentes policiales.

Una vecina realizo la denuncia por la cual se hizo presente personal de la Policía Municipal, que luego convocó a los efectivos policiales y a la Unidad de Desarrollo Regional (Uder).

En esta fiesta clandestina, que se hacía en la sede del Colegio Regional de Árbitros de Fútbol San Francisco, se estaba vendiendo alcohol y cobraban una entrada de $50 donde permitían el ingreso de menores de edad, el único mayor era el Dj que ponía música.

El procedimiento culminó a las 4.45 de la madrugada donde no se registraron detenciones, en tanto el lugar fue clausurado por la municipalidad. La policía notificó a las familias de los menores sobre lo ocurrido.




Comentarios