Tras la polémica por el ingreso de militantes K al predio donde el presidente Alberto Fernández participaba del homenaje a Güemes, imputarán al ministro de Seguridad de la Provincia, Juan Manuel Pulleiro, incumplimiento de sus deberes como funcionario público. Se lo acusa de no hacer cumplir las normas sanitarias a las organizaciones políticas que pasaron sin controles al Monumento a Güemes.

En su momento, el funcionario provincial había manifestado que la Policía de Salta dejó pasar a los militantes por órdenes de la Casa Militar, que se ocupa de la seguridad del Presidente. Desde Nación, por su parte, negaron sus dichos. Ahora el fiscal Ramiro Ramos Ossorio lo investiga por el delito de incumplimiento a los deberes del funcionario público en calidad de autor material y en perjuicio del orden público”.

Alberto Fernández participó de la Guardia bajo las Estrellas, en homenaje al general Güemes. Twitter / Gustavo SáenzGentileza

Según destaca Ramos Ossorio, Juan Manuel Pulleiro tenía el deber de garantizar la seguridad personal de la comitiva presidencial y autoridades presentes, también el desarrollo regular de los actos conmemorativos, además de la vigencia y operatividad de las medidas preventivas dispuestas respecto a la pandemia.

Aclara el Fiscal, que la existencia de fuerzas federales o de la Casa Militar a cargo de la custodia presidencial en nada exime de responsabilidad a Pulleiro, por cuanto la garantía de seguridad corresponde exclusiva y excluyentemente al Ministerio de Seguridad provincial. Además su titular estuvo presente personalmente en el lugar dirigiendo y supervisando el operativo en el cual se produjeron los hechos por todos conocidos.