Walter Alejandro Espinoza recibió la máxima pena por el femicidio de Agustina Guedilla, perpetrado en 2019 en el barrio Palermo, en la zona oeste de la capital salteña. Además, el Tribunal lo absolvió por el beneficio de la duda por el delito de intento de asesinato de una joven trans. El condenado a prisión perpetua será registrado en el Banco de Datos Genéticos.

Agustina Guedilla, de 16 años, fue asesinada por Espinoza en el baño de la cancha “Los Vallistos” en el barrio Palermo II. Al cuerpo de la adolescente lo encontró al día siguiente un hombre que paseaba a sus perros en el lugar. Espinoza quedó detenido horas más tarde del hallazgo y esta semana fue juzgado por el Tribunal integrado por los jueces María Victoria Montoya Quiroga, Ángel Amadeo Longarte y Carolina Sanguedolce.

El último día de la audiencia debate, Espinoza se había declarado inocente. Contó que él había quedado con la víctima en encontrarse en la puerta de la comisaría de Palermo II y como ella no llegaba caminó hasta la cancha de fútbol “Los Vallistos” de ese barrio. Dijo que entró a uno de los baños y encontró el cuerpo de una joven pero que se fue del lugar por temor a ser inculpado. Recalcó que en ese momento no sabía que trataba de la joven con la que iba a encontrarse y que al día siguiente por las redes sociales se enteró que se trataba de Agustina. El Tribunal lo encontró culpable y le dio la condena que la familia de la víctima esperaba.