La presencia del presidente Alberto Fernández en los homenajes por el Bicentenario de Güemes en Salta estuvo marcada por una fuerte polémica. Luego de que el COE provincial suspendiera el desfile de gauchos para evitar aglomeración de personas en plena pandemia, militantes K ingresaron sin ningún problema a la zona del Monumento a Güemes donde se realizaba la Guardia bajo las Estrellas y llegaron hasta el hotel donde se hospedaba el mandatario para saludarlo.

Todo sucedió frente a la mirada desconcertada e indignada de los gauchos, que días antes habían acatado la decisión del Comité Operativo de Emergencias de no desfilar a pesar de tener un protocolo sanitario dispuesto para la ocasión. “Nos robaron el Bicentenario”, había manifestado el presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, Francisco Aráoz, quien decidió retirarse de la ceremonia del miércoles.

Francisco Aráoz, presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes..

Al respecto, el ministro de Seguridad de la provincia, Juan Manuel Pulleiro, explicó que la entrada de las organizaciones CCC, Movimiento Evita y Barrios de Pie al monumento se debió a una orden emitida desde la Presidencia. “Cuando el Presidente participa de este tipo de eventos, las fuerzas provinciales se subordinan a las fuerzas federales y estas, a su vez, a la Casa Militar. Yo mismo estaba en uno de los anillos de seguridad cuando por radio nos llegó la orden de dejarlos pasar, y no lo permitimos. Luego llegaron cinco personas de la Casa Rosada y autorizaron su ingreso. Lo que hicieron los efectivos policiales locales fue acompañar a los militantes para que su ingreso hasta la puerta del hotel donde se hospedaba Alberto Fernández sea controlado”, explicó el funcionario provincial en una entrevista con Central Policial por CNN Salta. Luego agregó: “No fue una responsabilidad de los efectivos de la Policía de Salta sino una orden de la Casa Rosada dejarlos pasar”.

Juan Manuel Pulleiroviral | viral

El funcionario también se refirió al enojo que la situación generó en el presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, Francisco Aráoz. “Estamos de acuerdo con que es una falta de respeto. El propio Gobernador que se investiga al funcionario de la Casa Rosada que hizo incumplir las normas del COE provincial. Es una conducta para sancionar”, finalizó.