Ante el aumento de casos de COVID-19 en la provincia y la confirmación de que hay circulación comunitaria de nuevas cepas del virus en el país, el doctor Francisco Aguilar volvió a tomar su cargo como director del Comité Operativo de Emergencias. Adelantó que por el momento no habrá restricciones, y apeló a la responsabilidad de la gente con los medidas sanitarias.

Aguilar estuvo al frente del COE provincial en peor momento de la pandemia, es decir cuando se registró el aumentó más significativo de casos y tras la renuncia de la exministra de Salud, Josefina Medrano. Tomó decisiones y ejecutó acciones hasta diciembre del año pasado, y adelantó que volvería a dirigir el comité en el caso de que haya un rebrote. En ese momento, la posibilidad de una segunda ola era lejana, con la proximidad del verano y la necesidad de la gente de salir, sin embargo es una realidad que promete golpear duro.

“Esta etapa llega también con los hospitales trabajando a pleno con patologías”

Frente a esta nueva realidad sanitaria, Aguilar adelantó a El Tribuno que el rebrote “va a ser más difícil que el año pasado porque no sabemos exactamente qué cepas van a llegar”. La segunda ola llega con todas las actividades abiertas, con una economía que se está recuperando a paso lento después de meses de confinamiento e inactividad. También en un contexto de relajamiento social. “Esta etapa llega también con los hospitales trabajando a pleno con patologías que el año pasado no teníamos prácticamente. Uno va hoy al hospital y está lleno”, remarcó.

Francisco AguilarVia Salta

El presidente del COE adelantó que por ahora está descartado restringir las actividades laborales, y recalcó la diseminación del virus depende también de la gente, un mensaje que recalca desde el año pasado, cuando estalló la pandemia en Salta. “Creo que por ahora hay que seguir más o menos así y si se pone un poco más feo, habrá que empezar a ajustar y generalmente el ajuste viene por la noche, porque es el momento en que salen todos los jóvenes y que saben que son asintomáticos”, adelantó.

También descartó que por ahora se suspendan las clases presenciales, y que la idea es que las escuelas cuiden a su comunidad educativa, y continúen trabajando con el sistema de burbujas. “Una cosa es volver a fase uno y otra cosa es cortar las clases. Eso se da cuando un sistema sanitario está totalmente saturado como lo tuvimos en setiembre”, destacó.