En los últimos 50 días el Hospital Público Materno Infantil de Salta asistió a 40 niños por quemaduras moderadas o de gravedad. La mayoría de los pacientes son menores de dos años, y fueron afectados por líquidos calientes, agua de la canilla o vapor.

Al menos 25 de los menores que presentaron quemaduras requirieron internación y procedimientos quirúrgicos complejos. Una importante cantidad de los afectados quedaron con secuelas importantes y algunos hasta estuvieron en riesgo de perder la vida. Así lo indicó el Hospital Materno Infantil, que puso en alerta de la situación ante lo que reconocen como un aumento en los casos.

El 95% de las quemaduras se producen en el ámbito hogareño

Actualmente, 8 niños permanecen hospitalizados con cuidados quirúrgicos por parte del equipo de especialistas médicos, enfermeros y técnicos. Además se indicó que el 95% de las quemaduras se producen en el ámbito hogareño. Lo relevante es que estos eventos pueden prevenirse.

“Los más expuestos a quemarse son los menores de dos años y las quemaduras se producen durante todo el año en el hogar, por deficiencias en el gas o la electricidad y la falta de prevención, que hace que los niños se expongan a situaciones de riesgo”, explicó el médico cirujano Paul Coronel Gómez, del servicio de Cirugía Plástica del Hospital Materno Infantil.

Finalmente, el médico sostuvo que son muchas las consecuencias que pueden tener las heridas por quemaduras, sobre todo en niños, porque se debe tener en cuenta el crecimiento y la mayor velocidad de cicatrización. Las secuelas pueden ser importantes pero variarán en función de la zona afectada, del porcentaje de superficie corporal dañado y de la profundidad que alcancen