Ante la inminente llegada a Salta de la cepa Delta, que es más contagiosa y peligrosa para los jóvenes, tanto autoridades sanitarias como médicos particulares insisten en la importancia de vacunarse para evitar la letalidad del coronavirus.

En este contexto, el ministro de Salud, Juan José Esteban, confirmó que las personas entre 40 y 50 años son las que más se resisten a inocularse. El funcionario también adelantó que se intensificará la campaña de concientización a la población que todavía no se acercó a los centros de salud a recibir la primera dosis de cualquiera de las vacunas.

El titular de la cartera sanitaria provincial reconoció que hubo muchos casos de reinfectados incluso en el equipo de salud inoculado con las dos dosis. “Hemos tenido pacientes y colegas que afortunadamente solo han registrado síntomas muy banales, más allá de esos síntomas no hemos tenido ninguna complicación”, comentó.

No obstante, se mostró esperanzado en que en algún momento los casos empiecen a descender. “Estamos testeando el sintomático y el asintomático y hemos incrementado la vacunación, en algún momento la ola tiene que empezar a disminuir, yo calculo que en un par de semanas vamos a tener un descenso de esta situación”, expresó.

En relación a las vacunas, aclaró que la segunda dosis de Sinopharm se está aplicando cada 30 días mientras que en el caso de Astrazeneca se realiza cada 2 meses. “Mientras haya vacunas, esa logística la vamos a cambiar, y la Astrazeneca la vamos a bajar a 30 días”, sostuvo. También se refirió a la inmunidad del rebaño y aclaró que si bien Salta todavía está bastante lejos a raíz de la campaña de vacunación tan exitosa y el alto contagio se acerca de a poquito. “La inmunidad del rebaño se consigue cuando el 70% ha padecido el virus y tiene anticuerpos”, aclaró.