Gracias a su incansable esfuerzo, y el de sus familiares, amigos y la participación de la fundación El Alfarcito, dos jóvenes provenientes de la puna salteña fueron noticia esta semana luego de que se recibieran una de psicopedagoga y otra de enfermera.

Sus nombres son María Olmos y Zulema Aramayo, oriundas del paraje Puesto Grande y El Aguada respectivamente, ambos ubicados a más de 3.500 metros sobre el nivel del mar, y de difícil acceso.

María Olmos y Zulema Aramayo son becadas de las Becas Padre Chifri, lo que les permitió terminar sus estudios en tiempo y forma.Fundación Alfarcito

El pasado lunes 1 de marzo se recibió María de Psicopedagoga en el Instituto del Milagro, tras cuatro años de grandes sacrificios y lejos de su familia. Obtuvo excelentes calificaciones gracias a su esfuerzo. Es hija de Juana Olmos, artesana del Centro de Artesanos de Alfarcito, a quien la fundación visitó en diciembre.

Por otra parte, Zulema se recibió el jueves 4 de marzo como Enfermera en la Cruz Roja, y con prácticas en el Hospital San Bernardo de Salta Capital. Su familia fue también visitada por la Fundación en noviembre del año pasado, donde se interiorizaron sobre sus necesidades y proyectos.

María Olmos y Zulema Aramayo son becadas de las Becas Padre Chifri, lo que les permitió terminar sus estudios en tiempo y forma.Fundación Alfarcito

Ambas jóvenes pudieron realizar sus estudios gracias al programa de Becas Padre Chifri, y durante todo ese tiempo siempre manifestaron deseos de regresar a sus hogares para ayudar a los niños y jóvenes locales. Como contó la Fundación Alfarcito en su página oficial, las dos agradecieron a todos los que las apoyaron, especialmente al padre de Chifri Don Sigfrido Moroder, quien siempre se preocupó por los estudios de las becadas.

Finalmente, compartieron palabras de gratitud, alegría y emoción ante la finalización de sus estudios. María sostuvo que le gustaría ejercer su profesión en las comunidades de los cerros, para acompañar a los jóvenes en su trayectoria escolar, permitiéndoles cumplir sus metas y sueños en un futuro. Por su parte, Zulema agradeció otra vez la ayuda de la Fundación, la cual le permitió terminar en tiempo y forma sus estudios para ayudar y mejorar la calidad de vida de su comunidad.

María Olmos y Zulema Aramayo son becadas de las Becas Padre Chifri, lo que les permitió terminar sus estudios en tiempo y forma.Fundación Alfarcito

Aquellos que deseen colaborar con la Fundación Alfarcito pueden hacerlo comunicándose al mail contacto@fundacionalfarcito.org.ar, al celular 387 – 387 501 6283 o a través de las redes sociales oficiales. Quienes deseen adherirse al débito automático para donar de forma mensual, pueden hacerlo a través de la página oficial.