Son cuatro las variantes de COVID-19 detectadas en 14 departamentos de Salta, y son 56 los pacientes que contrajeron alguna de ellas. Se trata de las cepas Gamma, de Brasil; Alpha, de Reino Unido; Lambda, de Perú y Zeta, también de Brasil. La información fue confirmada por el jefe del programa Vigilancia Epidemiológica, Francisco García.

Los datos surgen de resultados de vigilancia de secuenciación genómica, enviados desde el instituto Malbrán. Sobre los pacientes contagiados con algunas de las cuatro variantes, García explicó que “26 corresponden a la originada en Manaos, ocho a la de Reino Unido, 21 a la de Perú y una a la de Río de Janeiro”.

La variante conocida coloquialmente como variante brasileña (Gamma P.1) se detectó en Anta (3) ); Capital (7); Cafayate (2); Metán (2); Orán (1); Rosario de la Frontera (1); San Martín (2); Santa Victoria (2); General Güemes (1) y La Candelaria (5). Por su parte, la originada en el Reino Unido (Alpha B.1.1.7) circula en Metán (2); Rosario de Lerma (1); General Güemes (2) y La Candelaria (3).

La cepa detectada en Perú (Lambda C.37) dio positivo en San Martín (5); Capital (7); Chicoana (1); Rivadavia (5); Cerrillos (1); Rosario de la Frontera (1) y Rosario de Lerma (1) mientras que la variante originada de Río de Janeiro (Zeta P.2) se detectó en Chicoana (1). Francisco García señaló que las variantes de preocupación son la Gamma (P.1) y Alpha (B.1.1.7), mientras que las de interés son la Zeta (P.2) y Lambda (C.37).

La cepa más temida es la Delta, también originaria de Reino Unido, porque afecta principalmente a los jóvenes. La semana pasada, la llegada a Salta de un hombre que había sido contacto estrecho con una persona que había contraído esta variante encendió el alerta en el sistema sanitario de Salta ante la posible llegada de esta temida mutación del virus. El viajero quedó aislado y finalmente sus estudios dieron negativos.