La manifestación de operarios del SAMEC, que comenzó el martes a la noche y se extendió durante el miércoles en reclamo por la detención de cuatro compañeros, generó críticas y activó una investigación sobre el mal uso de los bienes del Estado.

Sucede que las ambulancias utilizadas para la manifestación son bienes del Estado que están afectados al cumplimiento de un servicio esencial, como es el de la Salud Pública. Es por eso que fiscal Gabriel González inició actuaciones para investigar el uso y la disposición de estos vehículos oficiales.

Según informaron se habrían empleado bienes del estado afectados al cumplimiento de un servicio esencial para la realización de medidas de protestas. Para ello, el fiscal dispuso el cumplimiento de diversas medidas y diligencias a cargo de los investigadores del CIF para lograr el esclarecimiento del hecho y la determinación de responsabilidades.

Los trabajadores del SAMEC se manifestaron en contra de la detención de los cuatro colegas que el pasado martes 13 asistieron a Matías Ruiz, el joven que murió en inmediaciones del parque San Martín tras correr desnudo por la zona, y de ser reducido por policías.

El Sistema de Atención de Emergencias y Catástrofe está en el centro de las críticas porque de los análisis de las llamadas telefónicas surgió que la ambulancia demoró 40 minutos en llegar al lugar donde se encontraba el joven. Al respecto, delegado de los trabajadores, Federico Vargas, aseguró que la demora se debió a la falta de ambulancias. “Si hubo demoras todo está registrado en el 911, pero no nos olvidemos que contamos con pocas ambulancias. De 13 pasamos a 10 móviles para emergencias. El año pasado recibimos 8 ambulancias pero se llevaron 5 para el norte de la provincia”, recordó el delegado.

Finalmente, los cuatro agentes sanitarios fueron liberados pero quedaron imputados por el delito de homicidio culposo, al igual que los cuatro policías que frenaron la frenética carrera de Ruiz, y lo retuvieron desnudo en el piso.