Frente al aumento de casos positivos de coronavirus, desde la comunidad salteña de Iruya solicitaron al COE provincial autorización para suspender las clases. Durante el fin de semana largo se realizaron testeos rápidos a docentes y alumnos, y según la gerente del hospital de la zona, Marisol Gutiérrez, se pudo identificar a los casos positivos y aislarlos.

Por otro lado, las autoridades escolares especificaron que en las escuelas se está cumpliendo con los protocolos establecidos para el correcto funcionamiento y resguardar la salud de los alumnos. En este marco, los funcionarios provinciales y municipales establecieron que desde este martes solo se suspenderán las clases en aquellas burbujas con casos positivos y no en los establecimientos completos.

Se determinó que este lunes y martes, el Ministerio de Salud enviará, vía aérea, insumos para llevar adelante el plan Detectar con docentes, alumnos y personal sanitario. Además se va a fortalecer la atención del hospital. El presidente del COE, Francisco Aguilar, instó a llevarle tranquilidad a la población.