Con el aumento de casos de coronavirus en la provincia incrementó también la demanda de pacientes con síntomas en los centros de testeos habilitados desde el 17 de febrero en dos puntos de la ciudad: el Centro de Convenciones de Limache y en la calle Rivadavia 453.

Todos funcionaron sin problemas hasta ahora que una importante cantidad de gente se agolpó en los centros buscando saber si tiene coronavirus o no. Este lunes, según un relevamiento de FM Profesional, decenas de personas se apersonaron a la sede de calle Rivadavia para ser testeadas, pero solo 80 lograron hacerlo, ya que ese es el cupo máximo por día.

La licenciada Cristina Cenice, encargada del centro, dijo que la capacidad operativa no permite que más personas puedan ser atendidas. Esto generó molestias en quienes llegaron hasta el lugar y se quejaron por la falta de turnos. Aseguraron que es imposible que en media hora hayan atendido a 80 personas y algunos amenazaron con quedarse en lugar hasta ser hisopados.