En las últimas semanas aumentaron los casos de coronavirus en Salta y todavía reina la incertidumbre sobre las medidas restrictivas que tomará el COE provincial para evitar el colapso del sistema sanitario. Una de las mayores incertidumbres es la continuidad de las clases presenciales en los establecimientos educativos de todos los niveles. Aunque no hay novedades al respecto, los estudiantes siguen cursando bajo un sistema bimodal y por turnos. El uso del barbijo es obligatorio en las escuelas y colegios, también el distanciamiento social.

El presidente del Consejo Provincial de Educación Católica (COPRODEC), Roberto Suaina, explicó que se dieron muy pocos casos de docentes registrados en la entidad que hayan tenido COVID-19. “El docente y el alumno en la institución son muy prolijos respecto al cumplimiento de los protocolos”, enfatizó Suaina, sin embargo cuestionó que fuera de las instituciones el comportamiento es diferente. “Si bien nosotros aplicamos a rajatabla el protocolo, nos da la sensación que los papas en las casas están más relajados”, reclamó por radio CNN Salta.

El docente sostuvo que el escenario es diferente respecto al año pasado porque muchas personas ya transitaron el virus y muchas otras ya fueron vacunadas. “Pase lo que pase en relación a todo lo que se viene vaticinando, sería nefasto volver a cerrar los colegios”, señaló y agregó: “Hoy por hoy un alumno que está con dolor de panza o empacho no es conveniente que vaya a la institución, es la manera de estar totalmente tranquilos de que ni el mínimo riesgo pueda ingresar el virus a las burbujas”, consideró.