Con una situación epidemiológica controlada hasta el momento, se confirmó a nivel oficial que actualmente el porcentaje de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva es del 30%. Con esta cifra, la provincia se encuentra desde hace semanas por debajo de la media nacional.

Según el último reporte del Ministerio de Salud de la provincia, hay 76 pacientes internados en terapia. En octubre, por ejemplo, la cifra alcanzó los 250, lo que puso al sistema sanitario provincial al borde del colapso. La saturación alcanzó en esos momentos valores del 90%.

La situación con el uso de respiradores artificiales es aún más relajada, ya que la provincia llegó a registrar 103 pacientes conectados a estos aparatos, en los primeros días de octubre. Hoy, son 13 personas las que son asistidas con respiración mecánica.

El miércoles pasado, autoridades nacionales informaron que las provincias más complicadas con la utilización de camas UTI son Río Negro, Neuquén y La Pampa, que actualmente registran una ocupación de 86, 84 y 76%. “En las últimas dos semanas ha aumentado la internación en terapia intensiva”, advirtió la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.