Una de las primeras medidas adoptadas por el doctor Francisco Aguilar en su regreso como director del COE provincial será aumentar la cantidad de testeos en toda la provincia de cara a la llegada de la segunda ola de coronavirus a Salta. El funcionario había indicado que el rebrote será más complicado que el pico del año pasado.

También indicó que reactivarán los hospitales del interior, el Papa Francisco y la Central Operativa de Control y Seguimiento de COVID-19 (COCS), y se potenciará el número telefónico 148 para atender consultas de pacientes con síntomas compatibles a la infección. Las medidas fueron anunciadas durante una conferencia de prensa junto al secretario General de la Gobernación, Matías Posadas.

Posadas, por su parte, se refirió al esquema de restricciones horarias, diagramado hasta el 9 de abril, y ratificó que la limitación de circulación entre las 2 y 6 de la mañana sigue vigente en Salta. Además, aseguró que se está trabajando fuertemente para identificar y testear a las personas que ingresen al país y al territorio salteño. Respecto a las elecciones legislativas del 4 de julio, Posadas sólo adelantó que llegado el momento se verá qué acciones tomar.

A pocas horas de reasumir como director del COE, Francisco Aguilar, detalló que la nueva ola del COVID-19 será más difícil que la anterior, y que por el momento no habrá restricciones más que las que se vienen implementando hasta ahora. No se cerrarán los comercios y tampoco las escuelas.