El presidente del COE, Francisco Aguilar, se reunió con los representantes de clínicas y sanatorios privados de la Capital salteña para coordinar la atención de los pacientes con COVID-19, durante la segunda ola de contagios que ya llegó al país.

El sector expuso los problemas financieros que atraviesa en la actualidad. Los hospitales y clínicas están trabajando con patologías propias de una sociedad en la que están habilitadas la mayoría de las actividades económicas. Esto se resume en una menor disponibilidad de camas, a diferencia del año pasado cuando la provincia se encontraba en Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio.

Del encuentro participaron representantes de las clínicas del Parque, IMAC, CENESA, Hospital Privado Santa Clara de Asís, Los Altos de Salta, Cruz Azul, Tres Cerritos, La Merced, San Roque, Urkupiña, Güemes, San Rafael, Hospital Militar, y los sanatorios Modelo y del Carmen. Los referentes de las entidades comentaron que atender a una persona con coronavirus es costoso, especialmente proveerse de los medicamentos e insumos que se necesitan para atender a los pacientes graves, y que además enfrentan las especulaciones económicas de los proveedores.

En la oportunidad, el titular del COE, agradeció por la activa participación y compromiso que tuvo el sector privado con los salteños el año pasado. “Las clínicas atendieron más del 70% de los pacientes con coronavirus. Este año vamos a tratar de solucionar los problemas que se plantearon durante la reunión, para continuar trabajando de manera conjunta y coordinada”, enfatizó Aguilar.