Familias desalojadas denuncian brutal represión policial

Ocupas en Atocha. (Prensa Policía de Salta)
Ocupas en Atocha. (Prensa Policía de Salta)

El domingo a la noche tuvo lugar un violento desalojo en un terreno con más de 300 ocupas.

Familias desalojadas de un predio ubicado en Atocha, protestaron frente a la municipalidad de San Lorenzo por la represión, con heridos de bala de goma y gas lacrimógeno, de más de 300 personas.

"Ni a los animales los tratan así," manifestaron varias mujeres, mientras mostraban a DNI Salta los cartuchos de bala de goma que quedaron en el predio.

(DNI Salta)
(DNI Salta)

Muchas personas se acercaron con videos de la fatídica madrugada, y manifestaron al unísono que no hubo diálogo previo, y que los efectivos de infantería fueron los primera en arremeter.

"Estaba lleno de bebés y niños," se lamentaron las madres, desesperadas. "Yo me vengo de Embarcación, hace tres años que estoy acá. Pido donde vivir, donde estar, con mi hijo. Es lo único que pido; no soy ninguna delincuente", dijo otra madre. "Pido un poco de dignidad y de derechos, mi hijo tiene derecho a un pedazo de tierra".

"Además calumniaron que fuimos a romper la comisaría; no tuvimos ni oportunidad de llegar a ninguna comisaría", manifestó otro de los desalojados.

Por otro lado, en su comunicado oficial, la Policía de Salta afirma que las personas fueron intimadas para abandonar el predio, pero se negaron a retirarse y reaccionaron violentamente, arrojando elementos contundentes.

(Prensa Policía de Salta)
(Prensa Policía de Salta)

A su vez, la policía comunicó que los incidentes continuaron con el corte de la ruta, que logró ser evitado. El comunicado describe que varios desalojados de dirigieron a la comisaría 102, donde dañaron el edificio y un medidor de luz. Hubo daños materiales de equipo policial y tres efectivos heridos, ninguno de gravedad.

Por el caso se registraron 10 denuncias, de los policías y propietarios del predio, por lo que intervino la Fiscalía Penal 1.

En ese sentido, algunos de los desalojados contaron que se acercaron a realizar la denuncia por brutalidad policial, pero que no se las tomaron. Al preguntarles porqué, manifestaron que ninguno de los presentes había llevado el documento de identidad, por lo cual no pudieron radicar la denuncia, pero que lo harían eventualmente.