Sigue impactando la pobreza en Salta. En mayo, una familia tipo necesitó más de 43 mil pesos para no ser pobre.


En el día de ayer, desde el INDEC se informaron los datos de la valorización mensual de la Canasta Básica Total y la Canasta Básica Alimentaria correspondientes al pasado mayo, marcando los niveles de indigencia y pobreza del país. En Salta, las cifras se asemejan a las nacionales.

La CBT de Salta, que mide la línea de pobreza, se registró en $ 43.440, en relación a la CBA de $ 17.380. Aquellos que no cubren estos mínimos, se encuentran bjo la línea de indigencia. Mayo en particular fue un mes atípico en Salta, puesto que los precios de los alimentos bajaron como producto de la caída del consumo, a causa de la cuarentena y la falta de ingresos económicos.

Muchos comercios debieron cerrar sus puertas por la baja del consumo, así como también más familias se sumaron a comedores y merenderos por no poder cubrir los gastos alimentarios en sus hogares. Se registró un 300 % de aumento en la cantidad de familias que comen en merenderos.

Se calcula que la actividad económica se empezará a recuperar tras la cuarentena, por lo que los precios volverían a aumentar entonces.




Comentarios