La investigación surgió a partir de la acusación mediática del Gerente del hospital. Todavía no hubo denuncia formal.


La Justicia salteña investiga el envío de carne podrida para los pacientes del Hospital Materno Infantil denunciado el lunes pasado por el gerente Federico Mangione.

La fiscal a cargo de caso, Verónica Simense, explicó que la investigación se realiza a partir de una acusación mediática y aclaró que todavía no hubo una denuncia formal. “Es una situación de mucha gravedad por la entrega de mercadería no apta para consumo, por el riesgo de una población que son madres y niños”, aseguró la fiscal.

El lunes pasado, el gerente del Hospital Materno Infantil denunció que el frigorífico Brunetti le había enviado carne en mal estado como una forma de apriete por falta de pago. Confirmó que el hospital tiene una deuda desde 2019 con el frigorífico y que ofrecieron pagar con cheques pero que el propietario de la empresa se niega a aceptar. 




Comentarios