El gerente del hospital asegura que el proveedor, Frigorífico Brunetti, envía carne en mal estado para los pacientes.


El gerente del Hospital Materno Infantil de Salta, Federico Mangione, denunció que el frigorífico Brunetti les envió carne podrida para sus pacientes. La situación fue corroborada por el área de Bromatología.

El médico indicó que hace dos meses encontró cientos de kilos de carne podrida en la cocina del Hospital, entre los que había pollo, cerdo y vaca. En una entrevista con FM Profesional aseguró que notificaron a Brunetti sobre la situación pero que no hubo respuesta del dueño del frigorífico.

Por otro lado, explicó que el contrato de Brunetti con el Materno Infantil vence en junio. Sin embargo el hospital comenzó a proveerse de carne de otros lugares con calidad segura. “Hubiéramos estado hablado de muertes por comida en mal estado”, puntualizó Mangione.

El gerente del hospital, quien asumió su cargo hace cinco meses, explicó que el Materno tiene una deuda con Brunetti desde 2019, y que le ofrecieron a Brunetti el pago a través de cheques pero no aceptó. Concluyó que el envío de carne podrida es un apriete del proveedor para que se cancele lo adeudado en efectivo. 




Comentarios