La medida se debe a la desaceleración en la economía


A través de la firma de un decreto, el gobernador Gustavo Sáenz donde establece que la provincia se adhiere al instrumento nacional de abstención de la suspensión o corte de servicio público por mora o falta de pago de la factura.

La medida se implementa considerando el aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en todo el territorio argentino y que provoca una desaceleración en la economía. La consecuencia será que los usuarios de los servicios públicos se verán imposibilitados de cumplir en tiempo y forma el pago de los servicios.

También se determinó que el Ente Regulador será la autoridad de aplicación en los servicios de jurisdicción provincial. El decreto estima necesario complementar la medida de aislamiento con la garantía de una correcta prestación de los servicios públicos, vitales para la comunidad.


En esta nota:

Salud Salta Coronavirus


Comentarios