Del 16 al 19 de octubre el Centro de Convenciones de Limache de Salta será sede del 52° Congreso Argentino de Reumatología.

Durante el encuentro, organizado por la Sociedad Argentina de Reumatología, especialistas disertarán sobre las enfermedades reumáticas crónicas e inmunomediadas. También sobre la importancia del diagnóstico temprano, un tratamiento eficaz y el seguimiento de un médico para mejorar su pronóstico.

"Muchas enfermedades comparten una misma fisiopatología, tienen igual mecanismo. Hay una base genética, una alteración inmune y un medio ambiente que favorece que se produzca la enfermedad, un estadío pre-clínico donde se desarrollan todos estos anticuerpos y en una etapa posterior se desencadena la enfermedad. Todo esto necesita tiempo y por eso son enfermedades crónicas", afirma el Dr. César Graf, presidente de la Sociedad Argentina de Reumatología (SAR).

El abanico de enfermedades inmunomediadas es muy amplio y María Celina de la Vega, vicepresidente de la SAR, explicó que la reumatología no sólo atiende "las enfermedades que desde el punto de vista clínico se expresan por las articulaciones en el aparato locomotor, sino que también abarca enfermedades que son sistémicas, generales, que pueden afectar a cualquier parte del organismo y que se expresan a través de las articulaciones".

La especialista destacó que las enfermedades reumáticas están entre las de mayor prevalencia dentro de las enfermedades crónicas no transmisibles y comprenden más de 250 enfermedades que afectan al 20% de la población mundial. Las causas que llevan a que se desencadenen son comunes e impactan del mismo modo en la calidad de vida de quienes las padecen. Son la segunda causa de consulta por enfermedades crónicas y la segunda causa de ausentismo laboral y pérdida económica, ya que 20 de cada 1.000 pacientes tienen algún grado de incapacidad generada por su evolución.