En una noche en la que la victoria parecía imposible, Román Bravo se puso el traje de héroe y Newell’s le ganó a Independiente con un gol de antología. La emoción del debutante este domingo fue más allá del partido, ya que incluyó en la dedicatoria a su hermano fallecido cuando mandó saludos por televisión desde la cancha.

//Mirá también: Newell’s pegó sobre el final y venció a Independiente con 10 jugadores

El delantero cumplió 20 años hace algunos meses y ingresó al club hace seis años desde Rafaela. “Es muy hermoso todo esto”, comentó mientras la hinchada todavía celebraba a los gritos en las tribunas del Coloso del Parque de la Independencia.

Bravo no dio vueltas a la hora de confirmar que la volea al ángulo fue el cierre de una velada ideal en el inicio de su carrera profesional. Al respecto, afirmó: “Lo soñe desde que llegue en 2015″.

//Mirá también: Cristian D’Amico criticó al presidente de Newell’s, Ignacio Astore

“Dejame mandarle un saludo a mi viejo que seguramente debe estar en Rafaela, a mi mujer, mi hija, que siempre estuvieron, y a mi hermano que está en el cielo”, concluyó el futbolista en el reportaje después del encuentro.

Bravo sumó su primera media hora de juego en torneos oficiales como reemplazante de Pablo Pérez. El entrenador Adrián Taffarel lo convocó para el partido con Independiente y dispuso su ingreso en el primer cambio. Entre los titulares, el director técnico también dispuso el debut de Tomás Jacob, Marco Campagnaro -expulsado- y Marcos Benítez.