Organizaciones no gubernamentales solicitaron al Consejo Federal de la Hidrovía Paraná-Paraguay que se garantice el acceso a la información pública relativa al impacto ambiental actual y potencial en la vía navegable.

Luego de la primera reunión plenaria que se llevó a cabo en Rosario este lunes, pidieron que se conforme un órgano de control para la nueva etapa de la concesión. Ese fue uno de los principales anuncios del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, aunque el encuentro no satisfizo las expectativas de las entidades.

La solicitud del Taller Ecologista, Fundación Cauce y Fundación Humedales se presentó en el mismo cónclave. Allí se analizaron detalles del llamado a licitación internacional, cuya concesión finalizará en abril tras 25 años en manos de un consorcio integrado por la empresa belga Jan de Nul y la argentina Emepa S.A.

En el escrito, las ONG pidieron al que se informe “de manera oportuna, veraz y completa” sobre la planificación, proyección, ejecución y control de obras de infraestructura previstas para la futura administración de la Hidrovía.

Los ambientalistas hicieron hincapié en la necesidad de observar “estudios de prefactibilidad, estudios de impactos acumulativos, planes de gestión y procedimientos de seguimiento y evaluación” respecto de la vasta región en la que funciona el corredor navegable.

Como contrapartida de los discursos de funcionarios, las entidades resaltaron la importancia “de asegurar la transparencia, la participación ciudadana y el acceso a la información” durante el proceso actual.

“Hemos advertido un déficit en los mecanismos de acceso ciudadano a la información pública ambiental, y una ausencia de instancias de participación de la sociedad civil en la planificación y control de ejecución de obras y planes de gestión”, puntualizan las ONG.

A tal efecto, solicitaron a las autoridades que integran el Consejo Federal de la Hidrovía “arbitren los medios para asegurar la participación activa e informada de la ciudadanía”.