Racha con arco invicto de Gaspar Servio en Rosario Central terminó con golazo

El futbolista de 30 años no llegó a desviar la pelota en el minuto 23 del primer tiempo.
El futbolista de 30 años no llegó a desviar la pelota en el minuto 23 del primer tiempo. Foto: Rosario Central

El arquero canalla completó cuatro partidos en cero antes del duelo con Central Córdoba de Santiago del Estero.

Después de casi un mes sin recibir goles, este lunes se terminó la racha con valla invicta para Gaspar Servio. El arquero fue a buscar la pelota al fondo de la red en más de una oportunidad durante el partido entre Rosario Central y Central Córdoba por la fecha 11 de la Liga Profesional 2022.

El futbolista de 30 años y la defensa canalla se llevaron una sorpresa desagradable en el Gigante de Arroyito. Después de 400 minutos, un rival convirtió y lo hizo con una definición excepcional.

Promediando la etapa inicial, Renzo López recibió por derecha y cambió la pelota hacia el otro lado para la llegada de Francisco González Metilli. El mediocampista le pegó de primera con la zurda y el balón se metió por arriba del cuerpo de Servio en el palo opuesto.

El arquero de Rosario Central ya había respondido bien en las primeras llegadas de los visitantes, pero esta vez no llegó a evitar el gol cuando se tiró hacia su izquierda. Para colmo de males, Jesús Soraire amplió la ventaja para el Ferroviario en el minuto 40.

¿Cuántos tiempo estuvo Rosario Central con el arco invicto?

El equipo de Carlos Tevez disputó cuatro partidos sin recibir goles como parte de la racha positiva que incluyó la victoria en el clásico rosarino. En esa seguidilla cosechó 10 puntos y anotó cinco veces.

El último tanto que recibió Servio antes del duelo con Central Córdoba lo metió Aldosivi en el segundo encuentro con el “Apache” como director técnico. El 4 de julio, Leandro Maciel selló el triunfo por 2 a 1 del Tiburón sobre Rosario Central.

En las primeras diez fechas del torneo de Primera División, el Canalla recibió siete goles. Salvo uno anotado de cabeza, el resto fueron de jugada.