El gobernador Omar Perotti, el ministro de Seguridad, Jorge Lagna, la jefa de la Policía de Santa Fe, Emilces Chimenti, y el intendente de Rosario, Pablo Javkin, mantuvieron una reunión luego de las nuevas balaceras en Rosario. Hubo promesas de triplicar el patrullaje en la ciudad.

Del encuentro también participaron representantes de la Policía de Santa Fe, Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria. Más tarde, el gobernador encabezó otro encuentro en el que se sumaron intendentes y presidentes comunales del área metropolitana de Rosario. Finalmente, Lagna se reunió en su despacho con representantes de la actividad gastronómica de Rosario.

Reunión de Lagna con gastronómicos

“Vamos a poner en marcha una nueva modalidad operacional de patrullaje, triplicándolos”, anunció Lagna tras esta serie de reuniones. Además indicó que acordó la conformación de una mesa de trabajo permanente con los dueños de grandes almacenes, estacioneros y restaurantes. “Los corredores en Pellegrini, Pichincha y Norte van a tener un tratamiento especial, pero en general habrá más patrullaje de las fuerzas federales y de la policía provincial”, dijo.

Reunión de Perotti y Lagna con intendentes

El ministro prometió “cientos de nuevos policías” para el mes que viene, además de licitaciones para mejorar y ampliar la videovigilancia provincial y municipal. “Habrá mil agentes nuevos en marzo y se van a mantener los que están”, aseveró.

Lagna confirmó que mantuvo diálogo con el ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernández, quien le solicitó precisiones sobre las últimas balaceras a la parrilla El Establo y al carrito Jorgito Junior’s. “Estos hechos no pueden quedar impune, y necesitamos que cuanto antes se esclarezcan”, manifestó.