El día después de la balacera en la parrilla El Establo, el director general de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Marcelo Zoratti, afirmó: “Estamos convencidos de que se trata de un mensaje mafioso”. Así definió este lunes la motivación del episodio registrado casi en simultáneo con el ataque contra el local de comida rápida Jorgito Junior’s.

El funcionario policial confirmó que las hipótesis dentro de la pesquisa sobre los atentados de las últimas dos semanas “están relacionadas al narcotráfico”. Si bien evitó dar precisiones al respecto, aseguró: “Vamos avanzando por buen camino”.

Más temprano, el dueño de la parrilla baleada, Osvaldo De Marco, calificó el episodio como un acto de “terrorismo”. Zoratti desestimó esa definición, aunque consideró que los atentados generan “pánico”. Luego remarcó que los ataques son “dinámicos y difíciles de prevenir”.

Durante la conferencia de prensa que organizó el Ministerio de Seguridad provincial, la jefa de Policía de Santa Fe, Emilce Chimenti, confirmó que el primer ataque ocurrió en Jorgito Junior’s. Minutos más tarde recibieron la denuncia sobre lo ocurrido en El Establo, donde había fuerzas federales a cargo de la custodia del Paseo Pellegrini.

La directora general de la fuerza recordó que actualmente hay personal abocado a la vigilancia de estaciones de servicio, que fueron objetivo de una serie de seis balaceras anteriores. “No estamos desbordados pero sí con muchísimo trabajo”, manifestó sobre la labor actual.