El Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario expresó su rechazo al Protocolo de Aislamiento para el personal de salud dictado el pasado 3 de enero. A través de su secretario gremial, Pablo Moyano, la entidad gremial expuso “el sentir del personal que ocupa más del 50 % de la planta de trabajadores municipales”.

“Rechazamos este protocolo con fecha 3 de enero para el personal de Salud porque establece que aquellos trabajadores que tengan las tres dosis de la vacuna contra el Covid, y que sean contacto estrecho, tienen la obligación de ir a prestar servicio sin poder aislarse”, aseguró Moyano. A continuación, señaló que “esto constituye un acto discriminatorio y muy riesgoso para los  trabajadores y trabajadoras  y los pacientes que son atendidos”.

“Exigimos que se nos cuide porque somos quienes vamos a atender como ya lo hicimos en la primera y segunda ola”, añadió el dirigente gremial, para luego completar: “Comprendemos que somos esenciales, por lo tanto exigimos que se nos realice el test previo a la prestación laboral y respetar el derecho a preservar nuestra salud”.

Finalmente, Moyano detalló: “Nosotros no nos negamos a trabajar, pero pedimos el test, porque sabemos que si es positivo y nos exigen presentarnos, estamos contagiando a compañeros y pacientes. Ya lo aclaró la ministra de Salud. ‘Las vacunas no evitan el contagio’”.